Y el Peda de aquellos años…

 

 

Paula Varas G.
especial para G80

Y el Peda de aquellos años…

Hoy día la Anita Olivares puso la canción Heroicos …con dedicación “Para mis amigos, compañeros, hermanos” … y a mí… como el recorrido de Sabina bajándose en Atocha … me invadieron las imágenes del Peda …

Con los guardias azules, sus rectores designados, su separación de la Chile, con los sapos en medio de las asambleas

Con los pañuelos en el cuello, en el bolso, en la cara… con el pasamontañas sobre el pañuelo…

Con sus lienzos colgados… cada vez más altos… con la gente de la FECH… a veces tan lejana a nuestras peticiones… con la salida a la calle y  la  entrada de los pacos

La transformación en la UMCE, el asesinato de nuestros compañeros, y después las elecciones!!!… la Andrea, el Marcelo, el chico Manolo, la celebración en la calle…

La reja, o la pared que da a Ciencias, el muro, la llegada del hormigón armado… la cara de todos, la caricatura… los rayados… la copa de agua!!

Y después, el año decisivo… y los siguientes llenos de tanto dolor y muerte, que a pesar de todo, no logran destruir ni la utopía ni la esperanza.

Las calles rodeadas de militares y pacos

Los montones de asambleas y detenciones masivas que se confunden..

La pedida de la renuncia a Arriagada… ¡su renuncia!… la desmovilización.. las puertas cerradas, el letrero de aviso que desaparece, el aviso de desalojo, la fila para subir al furgón… (vista desde lejos para pasar lista)… la huida saltando la pared, el chico que no quiere escapar para quedarse con los estudiantes… nadie entiende nada, se llevan hasta a los fachos.

La comisaría Los Guindos, los gurkas encapuchados en el gimnasio, cae la noche, el cura Maroto preguntando por los detenidos, la espera interminable…

Las noticias transmitiendo las mentiras, los buzos deportivos requisados, los libros…

Las tardes en los alrededores, los Cisnes, Las Lanzas, los datos de los de Filosofía…

El spray que no escribe, las faltas de ortografía .. la fiebre aftosa de la Bartola!!… la molo que se cae y que se prende antes

La cafeta y el Casino Eduardo Vergara , el despacho del CEP y la biblioteca… el casino inundado y los casinos hechos en los extremos para dividir … el techo del casino y la cancha ¡las abejas!… los rayados matutinos o a mediodía…o en la tarde … o los que aparecían en la mañana después de un trabajo nocturno… los árboles ¡la alergia en primavera! ..

La prestada de casa para la reunión… que se transformó en fiesta

Los gritos… las canciones ¡¡los de música alegrando la vida!!!… y el pollo cantando… y el flaco con su canción de democracia, los de historia tan serios y creídos… Los y las de Básica y las chicas de diferencial tan solidarios… La gente del físico que quería pasar piola… o los que iban todos los días y no estudiaban ahí…

La subida del cerro los sábados… o los miércoles en la tarde

Con el cierre, con la apertura … con la expulsión… con la petición del reingreso…

La sala cuna junto al muro… y a las lacrimógenas… el rescate de los niños

La cara de alguien de ingles, pálido sobre el muro,después del roce de la bala…, el salto sobre el guanaco… la toma de la rectoría… el piano contra la puerta, ¡¡¡el Mozart tocando el piano!!!  los 5 días presa y los 21 restantes… la parka prestada… la lista en el bolsillo de la parka… el callejón oscuro, el carnicero… las preguntas del fiscal.

La comisaría de Davila, la lectura de cartas españolas y la barrida de todo el patio, la negativa a apagar la luz y la repartición de sacos de dormir y chocolate… Se publica la lista de autorizaciones de ingreso al país y mi nombre viene en ella.

Las marchas silenciosas, y las no tanto, … las salidas a la calle, las ida al centro todos juntos,el encontrarnos allá, los días de paro, los recorridos por medicina norte y Olivos, por Ingeniería, las visitas a la Placa… y las peñas en la Reina o en Ciencias Químicas…  y el encuentro con el IPS… y los Congresos y las carreras truncas… Y los días de Paro y trabajo poblacional.

Las conversaciones con la chica, con el JP, la celestina de los amores clandestinos, el Guille y su jeep, el lobito, el palomo, la Vale, el Alvaro, la Chiqui y los perdigones… la Anita y su vestimenta, el Daniel, el Claudio, el Carlos que en realidad no se llamaba Carlos y tantos otros..

Y tal como dice Joaquín Sabina… Pero siempre hay un sueño que despierta en Madrid… pues así  mismo… siempre hay un recuerdo que se queda en el Peda…

la canción Heroicos     Tributo a nuestra Generación del 80…a nuestras historias en el Pedagógico.

 

 

Paula Varas G.
29 de agosto de 2013 a la(s) 19:14

Relacionado

Paula Varas: La niña de los brazos del presidente Salvador Allende, 42 años después

 http://platform.twitter.com/widgets/tweet_button.html?url=&via=PipeHenriquezO&text=Paula%20Varas:%20La%20ni%C3%B1a%20de%20los%20brazos%20del%20presidente%20Salvador%20Allende,%2042%20a%C3%B1os%20despu%C3%A9s:&related=PipeHenriquezO&count=horizontal&lang=es

Debe ser ésta, sin lugar a dudas, una de las fotos más emblemáticas del presidente Allende en su contacto con el pueblo, con los niños. Algo que, por lo demás, ilustra nítidamente la opción por los más pequeños y los más desprotegidos de su gobierno. Se advierte un primer plano con su figura impoluta dotada de un impecable traje oscuro y camisa blanca (seguramente con corbata y colleras, cuestión que no se alcanza a advertir) rodeado de pequeños niños sonrientes y expectantes, mientras sostiene a una feliz nena rubia de no más de 6 años en sus brazos -casi como esperando también su turno- pues la imagen parece captar más precisamente el instante en que el presidente Allende comienza a bajarla de sus brazos.
Hoy, 42 años después y a más de 14 mil kilómetros de Chile, hemos rememorado con la niña que protagoniza esa imagen, hoy convertida en una cientista social e investigadora de la URV, la universidad pública de Tarragona, Paula Varas G. Ella es, además de Asistente Social y Antropóloga, egresada del Magister en Ciencias Políticas, Máster en Metodología de la Investigación y doctoranda/investigadora. O sea, por formación no se ha quedado.
Este es resultado de esta interesante entrevista de Francisco Javier Alvear desde Tarragona, España.:

Paula Varas 40 años después


¿Tienes algún recuerdo de ese día de cómo se gestó esa foto?

Me acuerdo que fuimos con mi abuela, era una actividad con hijos de periodistas y funcionarios de La Moneda o algo así, creo que fue en diciembre del 72… Allende antes de tomarme en brazos había cargado a mi hermano René porque se había perdido, y lo levantó para que alguien lo identificara; por eso al pie de la foto sale mi hermana Claudia, mi tía Paloma, algunos amigos, mi abuela, porque todos nos acercamos a buscarlo… Recuerdo claramente que el hecho de que el Presidente me tomara a mí no fue azar ni casualidad ni mucho menos algo planificado por asesores o protocolo, sino que más bien se debió a una insistencia mía, del estilo “si tomaste a mi hermano, ¡yo también quiero!”.
O sea, ¿que hay otras fotos similares, digo con otros niños?
Fotos de Allende con niños hay muchas, porque él era súper cariñoso con los pequeños y pequeñas que se acercaban, de hecho la foto en que sale mi hermano era mucho más bonita.
¿Por qué crees que esta foto es más famosa?
Eso sí que se puede deber a la casualidad; no lo sé, hubo tantas fotos destruidas, quemadas o escondidas por miedo, será que ésta alguien se atrevió a guardarla y a mostrarla en algún momento. De hecho, nosotros partimos al exilio y te puedo asegurar que no nos llevamos ninguna foto.
¿Cómo fue esa salida?
En septiembre del ‘73 después de unos días en la Embajada, nos fuimos a México con prácticamente lo puesto; más de 10 años pasaron hasta que alguien le dio unos negativos a mi mamá, obviamente no eran las mismas fotos, pero había tomas desde distintos ángulos, en la mayoría, yo aparecía de espaldas, hasta que un día vi esta foto en la portada de un periódico en México y años mas tarde en el The Clinic en Chile.
Recuerdo que un día, mientras tomábamos el té, alguien llegó a la casa con un libro de imágenes del presidente Allende y nos pusimos a hojearlo. Apareció esta foto, pero también se dio la casualidad que entre la gente que había en la casa en ese momento, más de cinco salían en alguna de las fotos de ese libro. Fue algo muy bonito y emocionante.


¿Qué representa para ti ésta foto?
Representa claramente la opción de Allende y su gobierno por los niños y niñas de Chile. No habrá otro gobierno que en Chile que haya tenido tal definición tan contundente por el tema. De ahí el “medio litro de leche” de las 40 medidas…
Tu infancia fue feliz, ¿recuerdas cómo se tradujo eso en tu vida por entonces?
La verdad es que era muy pequeña, pero sí recuerdo el ambiente de felicidad que se vivía por esos días. La gente era feliz, cantaban, hablaban, se relacionaban y gozaban más. Las familias estaban más unidas. Yo creo que en Chile nada fue igual tras el Golpe.
Y, ¿qué vino después?
Bueno, como ya te comenté, al poco tiempo vinieron los años de dolor y oscuridad que afectaron al país en general. El exilio a los pocos días del golpe, el 19 de septiembre, partimos rumbo a México. Más tarde, una adolescencia caracterizada por el retorno a Chile en plena dictadura, al igual que miles de jóvenes, me tocó vivir la represión a los estudiantes, las manifestaciones, la mentira de la prensa, el asesinato de gente cercana. Finalmente, mi paso a la adultez coincidió con el periodo de la transición a la democracia que parece no acabar, para muchos chilenos. Una época para nada feliz, como puedes advertir.
Alguna sensación, algún detalle con respecto a la fotografía… ¿Alguna anécdota más?
Si, si, si,… recuerdo perfectamente que yo había estado llorando y estaba bastante moquillenta y me colgué del cuello del Presidente… y cuando me bajó me dijo: ¡Pórtate bien y suénate!, a lo que yo le contesté… ¡Shhh! ¡Pórtate bien tú mejor! Alguien me comentó que ese diálogo/episodio fue recogido y comentado al otro día por algún diario de la época.
Y, ahora, 42 años después ¿en qué está esa niña lejos de Chile?
Viviendo en España, trabajando con la Universidad. Actualmente en los prolegómenos de una investigación sobre la infidelidad y las nuevas tecnologías. En otro instante de mi vida, después de profundizar algunos aspectos del exilio, las migraciones, o el vivir en dictadura, ahora he decidido tomar distancia en la temática de estudio, los “trayectos de los engañados”, el relato del momento en que descubren la infidelidad a través de las nuevas tecnologías y las reacciones posteriores.
¿Y con la que está cayendo acá…?
Si, si, si…, precisamente. No te creas. La crisis afecta la cotidianidad de manera concreta. Más allá de la prima de riesgo, de los datos estadísticos de paro o de las cifras macroeconómicas; cuando una persona está con problemas de trabajo específicos, se ve afectada en diversos ámbitos de la vida, por lo tanto se modifican la mayoría de sus relaciones sociales y humanas. El tema de la infidelidad no escapa a ello, ya que en periodos de inestabilidad económica familiar hay pilares fundamentales del vínculo relacional afectivo que son atacados y que afectan enormemente, tanto la visión del otro  como la autoestima y que de alguna forma “aumentan” el potencial riesgo de que exista una infidelidad.
¿Por ejemplo?
Uno es la veta patriarcal de la relación, es decir la visión del “macho proveedor” y otro es la pérdida de poder y estatus, que sin duda alguna son armas de seducción. Aunque, dado el carácter social y culturalmente construido de la infidelidad, podemos decir que no es un fenómeno homogéneo, hay distintos tipos, niveles y formas de enfrentarlo. No es lo mismo la infidelidad de una mujer, ya que posee mayor estigma en la sociedad, que la de un hombre, que es en muchos casos socialmente aceptada.
Y, ¿has descubierto algo interesante?
En los relatos de los afectados se descubren muchas cosas, se reportan estados de ansiedad y angustia, y en forma recurrente van acompañados de escalofríos, taquicardia y mucho dolor en la mandíbula y en la parte posterior del cráneo. Todos señalan que efectivamente es “como si te pegaran en la nuca”. … Conocí historias increíbles, el estudio describe las “nuevas maneras de infidelidades” en la Era de la Información y las Comunicaciones, es decir al descubrimiento a través de teléfonos móviles, redes sociales o internet en general. “El dejar abierto el Facebook o el mail”, el espiar los mensajes de los teléfonos móviles o los chats que se quedan en las cookies de las computadoras. Que en definitiva son constataciones inciertas, más bien incertidumbres típicas de esta era, porque al estar escritas, pueden ser interpretadas y re-interpretadas.
¿Cómo?
El énfasis esta puesto en la metodología plural (historias de vida, entrevistas en profundidad, un trabajo de campo exhaustivo) que nos permitió recoger percepciones, sensaciones, sentimientos, reacciones de personas que habían sufrido algún tipo de infidelidad por parte de sus parejas, pues nuestro sujeto de estudio es el que la sufre, no el que la ejerce o produce la infidelidad.
Y, ¿cómo relacionarías este tema con la política?
Relacionando fidelidad y lealtad con la mentira y el engaño, pues forman parte de un mismo y profundo fenómeno casi exclusivamente humano. Esta claro que para mantener una relación de infidelidad, hay que mentir, persuadir, manipular, etc. Y cuando uno descubre una infidelidad lo primero que siente es que ha sido engañado, defraudado y traicionado… Es lo mismo que hacen los políticos primero con sus ideas y con ellos mismos -el autoengaño-, y luego, con sus compromisos y promesas, con su electorado… … Es preciso tener presente que todo engañado es un potencial engañador (infiel); por distintas razones, para equiparar la situación, para vengarse, para hacer daño o simplemente para recobrar la confianza en uno mismo. Y ojo, así como los políticos traicionan, los electorados también traicionan. No puede haber un ejemplo más concreto que lo ocurrido en las últimas presidenciales en España en donde un millón de votos del PSOE pasó directamente al PP; o el caso de algunos políticos en Chile, que ayer lucharon hasta con las armas y mira en la penosa situación que se encuentran hoy defendiendo el sistema neo-liberal o trabajando como alto ejecutivo de transnacionales. En tiempos de descomposición y crisis política el engaño más patético, es el engaño a las ideas y a las promesas, porque es una forma de autoengaño y de negación a sí mismo en última instancia.
En ese sentido, el presidente Allende era fiel, ¿no?
Ya sé por donde vas, pero contrariamente a lo que se cree, el presidente Allende era un hombre completa y absolutamente fiel no solo a las ideas y a sus promesas, que dejó de manifiesto pagándolo con su vida el 11 de setiembre del ‘73, sino que también lo fue a todos sus amores. No existió una mujer que lo odiara por traidor.
Por último, como Gianni Vattimo dijo hace un tiempo en una entrevista: “Entre uno que miente por el amor del proletariado y otro que miente por amor a las putas, como Berlusconi, hago una diferencia”.
¡Qué buena! Estoy completamente de acuerdo con esa cita. Me la llevo. Jajaja…

 

 

Advertisements

70 años con mi memoria a cuestas.

70 AÑOS DE MEMORIA
Adriana Goñi
20 julio 2015

Vivir largos años es haber sido testigo y protagonista de cambios profundos en todos los aspectos de nuestras vidas. Es haber pasado de espacios privados y públicos donde nuestros derechos y libertades eran restringidos y escasos a vivir otros en que nuestras voces se expresan con la fuerza enorme de lo colectivo y es haber transitado desde lo doméstico a lo público modificándose los roles que la sociedad nos impuso un día a los roles que por opción hemos hecho nuestros.

NACÍ EN LO MÁS PROFUNDO DEL INVIERNO DE 1944, cuando  agonizaba en Europa  la II Guerra Mundial y en Chile gobernaba Juan Antonio Ríos, presidente cuyo nombre solo me suena a alguna calle de mi país.

Vista de la calle Juan Antonio Ríos, rodeada de edificios de departamentos, hacia 1960

Vista de la calle Juan Antonio R,1960.

Hoy no puedo usar mi apellido vasco porque de alguna manera me robaron la Ñ…
Gabriel González Videla, (cuando yo era una niñita de dos años, Papá,Mamá y yo. Feb 1946 (1 año 9 mesesmi padre que fue marino estudiaba derecho y era Secretario de la Juventud Conservadora y mi abuelo era, o iría a ser, General de la República ) se transforma en el presidente radical, que según aparece en textos de la librería del Congreso de estados Unidos incorporó a liberales en su gabinete, junto con los radicales y los comunistas, el brebaje ministerial más exótico que los chilenos habían visto en su vida, perseguía, encarcelaba y torturaba a los miembros del Partido Comunista de Chile.

Hoy veo en  TVN  a jovenes comunistas en la bancada parlamentaria ; veo homenajes en la CNN al desembarco en Normandía y recuerdos de los campos de concentración nazi en el History Channel   y a un presidente de USA de raza negra, cuando aún recuerdo a un Martin Luther King, un Malcom X asesinados…
Vi a mis 15 años a Fidel entrar triunfante en La Habana,

también lo vi en Washington ante el monumento a Lincoln.. y hoy aparece en las pantallas de TV como un abuelo sabio, flaco, sonriendo y reflexionando…y este 20 de julio se abre la Embajada de Cuba en USA…http://http://edition.cnn.com/videos/spanish/2015/07/20/cnnee-vo-cuba-flag-new-embassy-in-washington.cnn
Vi llegar al Hombre a la Luna, morir a seres humanos por VIH, viví la dictadura de Pinochet y la de Videla. Viví detención y exilio, fracturas familiares, perdí amigos, compañeros, profesores y colegas; renací mil veces y formé parte de cientos de comunidades, redes y colectivos.


Hoy veo en televisión morir cientos de personas en el Mediterráneo, veo en la TV por cable españoles añorando a Franco, veo Vietnam dividido en dos países, veo a Corea del Norte y otra del Sur y veo documentales que muestran países que cuando nací no existían .
Hoy converso con mi madre nonagenaria en las redes sociales y con mis nietos y nietas intercambiamos en línea vía whatsapp imágenes de gatos, tatuajes, memes y emoticones; hoy converso por Internet con amigas que viven en Nepal; con amigas mapuche en Holanda; hoy veo a los amigos de mi padre en la FIFA encarcelados; Juan Goñi S , Joao Havelange y Príncipe Faisal. 1978hoy padezco una enfermedad que solo se conoció en los años 90 y mi cuerpo es portador de placas de titanio…Fibromialgia, enfermedad invisible
Escucho hablar a un Papa argentino en Bolivia – un día supe que el Che moría allí en la guerrilla- y Bolivia aún no tiene acceso soberano al Mar…
Nació en mi tiempo de vida el MIR en Chile y a 50 años de su nacimiento – con sus militantes muertos y recordados solo por otros militantes – desapareció del imaginario colectivo de mi país después de haber abierto a miles de pobres del campo y la ciudad un camino diferente para tomar el cielo por asalto.

Memorial del MIR en Villa Grimaldi, 2008

Memorial del MIR en Villa Grimaldi, 2008

Yo que un día excavé en un sitio donde el hombre vivió hace 35.000 años,  Monte Verde, Chile, hoy investigo cómo se relacionan los seres humanos en la ciber sociedad y cómo las pantallas luminosas de distintos dispositivos condicionan nuestras vidas.

Logo dedo Dios y mecanicoo

Y asílo viví yo, y todo forma parte de la maravillosa experiencia de haber sido testigo presencial y  en ocasiones protagonista de  sucesos que cambiaron el mundo en los dos siglos que me vieron nacer, crecer, y envejecer .

El Pelao van Yurick y la Barbara Uribe

Nosotros, los jóvenes de los 70. Resistentes y Resilientes

Nosotros, los jóvenes de los 70

La Barbara Uribe y el Edwin Van Yurick- el Pelao, hermano del Cristian – el Flaco, y la Eugenia – la Flaca , Enrique y yo eramos un grupo desigual. 

Los 119 en frontis U Chile 30 Años

Los 119 en frontis U Chile 30 Años

Ellos eran los más jóvenes y nosotros los ancianos de 29 años. La Barbara y el Edwin esperaban su primer hijo; El Flaco y la Flaca tenían a la Panchi, de algo así como un año y medio; entre Enrique y yo juntabamos ocho hijos, (los tuyo y los míos,) los más grandes de 10 años y los menores, la Carolita  de cinco y el Harolito, de casi tres.

Pedro Pablo,Cristian V.,Cristian John;Monita,Jessica John;Carola,Harold, Juan José y yo. Octubre 1973

Pedro Pablo,Cristian V.,Cristian John;Monita,Jessica John;Carola,Harold, Juan José y yo. Octubre 1973

Estudiabamos en la Chile, en Antropología nosotros dos y Cristian. No recuerdo qué o donde estudiaban los cabros más jóvenes, pero si busco en Intenet, en las páginas donde aparecen los presos políticos torturados y las mujeres desaparecidas embarazadas lo encontraré.

El Pelao van Yurick y la Barbara Uribe

Eramos estudiantes, trabajadores y padres-madres .

Enrique entró a la Universidad mediante el programa PST,promoción superior para los trabajadores, o algo así, que permitió, durante la Unidad Popular, acceder a estudios superiores a quienes trabajaban.Cristian Van Yurick (creo venía de la U de Concepción…tengo que preguntarle, porque él sobrevivió al horror y hoy vive en Suecia con cinco maravillosos hijos y la Panchita que creo vive en Londres…).La Flaca estudiaba Historia, en el Pedagógico, como nosotros.

Tantas veces nos reunimos en casa de los padres de Cristian y Edwin, en largas tardes de conversas y onces que doña Ruth, diligente y orgullosa de sus pollos preparaba conhtenta. Don Pancho, padre anciano, nos miraba sonriente…

Se me estruja el corazón al recordar a la señora Ruth en los tiempos en que buscaba a su hijo menor y a Barbara, su nuera, con Cristian preso y ferozmente torturado. Allí la agarró el cáncer, la maldición de nosotros, que transformamos el dolor y la pérdida en muerte lenta.La voz de la Ruth en Detención de Edwin Van Yurick Altamirano y su esposa Bárbara Uribe Tamblay.

La Voz de la Ruth

Testimonio de su madre Ruth Altamirano Herarnets.

Detención de Edwin: ‘El 10 de julio de 1974, es visto por última vez por su hermano Cristian, a las 12:30 horas, desde un microbús en el sector Irarrázaval con Pedro de Valdivia. El 12 de julio, a la 1:00 de la madrugada, llegaron hasta nuestro domicilio ubicado en Cirujano Videla 1504 en Ñuñoa, cinco o seis personas vestidas de civil que se negaron a identificarse y que se movilizaban en una camioneta. Nos manifestaron que ellos habían detenido a mi hijo Cristian, a Edwin y a mi hija (nuera, Bárbara) y que no podían informar el lugar donde se encontraban. El 16 de julio esas mismas personas llevaron a mi hijo Cristian a mi casa, para que visitara a su hijita de pocos meses de edad. Le pregunté quiénes eran las personas que lo acompañaban, me contestó que ‘Osvaldo Romo es el único que identifico del grupo’. Este individuo me dijo que él había detenido a Edwin y a Bárbara, y que podíamos ir a visitarlo al presidio de ‘Tres Álamos’. Fuimos al lugar indicado, con resultados negativos. El comandante del campo nos indicó que no estaban. Con posterioridad fuimos nuevamente visitados por estas personas, acompañados de mi hijo Cristian. En esa ocasión le manifestamos a Romo por qué nos había hecho ir a ‘Tres Álamos’, en circunstancias que no estaban allá nuestros seres queridos. Nos expresó que ‘debíamos ir primero al Secretariado cuando las personas se encontraban efectivamente con visitas en ese recinto’.

Detención de Bárbara: El 10 de julio de 1974, a las 20:00 horas, llegó hasta nuestro domicilio un individuo que dijo llamarse ‘Tintín’, quien tocó el timbre de la casa y preguntó por Bárbara diciendo que traía un mensaje de mi hijo para ella. Se le invitó a pasar al interior de la casa, pero no aceptó aduciendo que ‘estoy apurado y se trata de una cosa muy corta’.

‘Tintín’ era acompañado por otras personas de civil que esperaban en una camioneta. Tres o cuatro de ellos se ubicaron frente a la casa.

Mi nuera Bárbara, interesada por saber de su esposo, salió al antejardín y desde allí fue obligada a introducirse en la camioneta, donde se introdujeron también todos estos individuos ya señalados.

El 12 de julio, dos días después de la desaparición de Bárbara, a las 3:00 de la madrugada, llegaron hasta la ‘Phototeca’ ubicada en Mac Iver al llegar a Santo Domingo, Santiago, donde mi nuera cumplía funciones de secretaria, un grupo de diez a quince personas de civil, que portaban armas de fuego, irrumpieron en el inmueble procediendo a allanarlo. Entre estas, personas desconocidas, que no se identificaron, se encontraba Bárbara a la cual increpaban e insultaban continuamente. Ella fue reconocida por el mayordomo de la oficina que pernoctaba en el lugar.

En los primeros días de la detención, mi hijo estuvo con su hermano Edwin en la casa de interrogatorio ubicada en calle Londres Nº 38. Posteriormente, Cristian fue trasladado al campamento de detenidos de Ritoque, ubicado en la provincia de Valparaíso, donde podemos visitarlo regularmente. No tenemos mayores antecedentes y noticias de Edwin.

Por nuestra ascendencia inglesa recurrimos a la embajada de Gran Bretaña, a objeto de que interpusiera sus oficios ante el gobierno de Chile. Copio a continuación el texto del oficio 13947, de fecha 18 de agosto de 1974, del Ministerio de Relaciones Exteriores en que da respuesta a su requerimiento: ‘El Ministerio de Relaciones Exteriores saluda muy atte. a la Embajada de Su Majestad Británica y tiene el honor de referirse a nota Nº 18/2 del mes en curso relativa a los señores Cristian Van Yurick, Edwin Van Yurick y su esposa Bárbara Uribe, mediante la cual expresó el deseo de sus parientes y de la Embajada, de tener conocimiento del paradero y su estado de salud.

Al respecto este Ministerio puede informar que consultadas las Autoridades Chilenas competentes, han manifestado que las personas antes mencionadas se encuentran con arresto preventivo para su debida investigación, y su estado de salud, es perfectamente normal.

Respecto a su paradero, no ha sido dado a conocer aún.

El Ministerio de Relaciones Exteriores aprovecha la oportunidad de reiterar a la Embajada de Su Majestad Británica las seguridades de su más alta y distinguida consideración. Santiago, agosto de 1974.- Hay una firma’.

Naturalmente la llegada de esta nota renovó mis esperanzas de conocer la situación de mis hijos y de mi nuera. Hasta pensé que en breve los podría ver. Sin embargo, han pasado los meses y la situación se mantiene. Edwin y Bárbara continúan desaparecidos y sobre ellos se mantienen las negativas para informarme dónde están; sólo Cristian ha sido ubicado como ya dije. Hace seis meses que lo visito en Ritoque. Mi hijo Edwin tenía 22 años de edad al momento de la detención y su esposa Bárbara también. Ambos eran muy felices’.

Pasó el tiempo y Cristian pudo venir a Chile…conocí a dos de sus hijos sueco-chilenos, a quienes luego vi en Gotemburgo como hermosos adolescentes.

Cristian, Vanja y Edwin en Chile

En aquellos tiempos como estudiantes jóvenes nos organizabamos en Centros de Alumnos, en frentes de estudiantes, en agrupaciones culturales, en partidos políticos, y todos militabamos en el MIR. Yo había ganado la presidencia del Centro de Alumnos de Antropología después de una campaña en la que Enrique y Cristian fueron activos promotores. lástima que no recuerdo quienes fueron mis oponentes, pero sí recuerdo a algunos compañeros de la escuela que marcaron en ese entonces presencia de forma importante. Cómo olvidar al Flowers!!! El Roberto Flores, de la JS, a quien decíamos el Pituto, siempre moviendose con un viejo maletín acudiendo a presentar innumerables reclamos ante don Mario Orellana, nuestro eterno director , Roberto, eficiente organizador de todas nuestras actividades.

El Flowers aún debe estar enojado conmigo porque abandoné el núcleo de la JS donde ambos militabamos para irme al MIR y con ello el Centro de Alumnos que el presidió pasó a manos mías y de mi nuevo partido. Roberto que se exilió en Perú y que tuvo un bello hijo rubio, él, que era el más moreno y mechas tiesas de la escuela.

Hoy está perdido en esta memoria que intento reconstruir.

Esos días están poblados de rostros en blanco y negro, siempre veinteañeros, siempre guapos y llenos de vida en los retratos que portan en el pecho sus madres, esposas,hijas, hermanas.

El Chanfró marcha en las calles

El Chanfró marcha en las calles

Cómo olvidar al más guapo de todos, al Chanfró de Filosofía! Alfonso Chanfreau, casado con la Erika Hennings y padre de la Natalia, con su mechón caído, con sus gestos apasionados en las asambleas de la facultad, y en los patios, donde nos hipnotizaba a todos, o en el casino al mediodía, cuando ponía en el plato de la Carolita un poco de su almuerzo…Claro, en esos días llevabamos a los críos con nosotras a clase, donde muy quietos dibujaban y otras daban de mamar a las guaguas en un acto tan natural y aceptado como el respirar.Mi hija aprendió a caminar en las trincheras de los arqueólogos y en los patios del pedagógico…y hoy hace dos años que tomó el cielo por asalto. Tambien se nos fue el Cristian John,hijo de Enrique y la Mónica- que escribió acerca de las mujeres exiliadas en Suecia, uno de los ocho que criabamos juntos.

Por esos patios pasaba apurado el pelao Carmona, padre de la Alejandra, que era nuestra mascota; a quien atendíamos felices cuando lo operaron del corazón…Ay, Pelao, te acribillaron a balazos y nos dejaste con gusto a sangre a la Lucía y a tu hija, la Eva, que resultó tambien antropóloga, que un día me dijo, ahora, hace poco, que no había podido nombrar a sus hijos con los nombres de sus padres: Lucía y Agusto, nombres cargados de oprobio para siempre.

Pelao Carmona y Lucía Sepulveda

Pelao Carmona y Lucía Sepulveda

Cruzan en ráfagas las imágenes de aquel tiempo que un maldito once fragmentó en mil vidas dispersas, asesinadas, exiliadas, tranterradas,desaparecidas, de 119 de Nosotros ,  “que fuimos parte de la generación de los años 70. O los que resistimos a la dictadura.Nosotros , en fin,somos los latinoamericanos que tuvimos entonces sobre nuestras cabezas el vuelo amenazante de la Operación Condor. Nosotros somos tambien, simplemente, los seres humanos”, como lo expresa la Lucía Sepulveda, compañera del pelao Carmona…*

Los nuestros fueron tiempos inocentes dentro de todo,  tiempos de cara a cara, sin redes sociales, sin celulares, sin Internet, cuando estar juntos era una fiesta de ideas, proyectos, solidaridad y creatividad, cuando veíamos la construcción de un mundo nuevo al alcance de la mano y los fantasmas de la DINA, del Comando Conjunto, de la CNI, de la tortura  no figuraban ni en nuestras pesadillas, porque era un mundo donde a quienes masacraban estaban en Viet Nam y los torturadores eran de otro continente; la tortura la conocíamos en los libros aderca de Africa y nuestra lucha era legitimada por una democracia que sí nos castigaba, pero en el marco de la Ley.

Hoy somos abuelos; casi todos y todas, menos el Pelao Van Yurick y la Barbara Uribe detenidos, desaparecidos, torturados, asesinados; menos el Chanfró, que desapareció en Colonia Dignidad y el pelao Carmona, acribillado en la calle. (pero no, ellos tambien son abuelos, del Víctor y el Emilio, de los niños  de la Eva el Victor, la Daniela,el Mauricio y la Natalia, que los tendran vivos por siempre, como todos nosotros)

Cristian Van Yurick y Adriana, La Reina,enero 2010

Cristian Van Yurick y Adriana, La Reina,enero 2010

Hacer la memoria propia es tan doloroso que lo evitamos durante décadas.

En estos días de luchas juveniles, de jóvenes des-.memoriados en busca de identidad y sentido, de calles repletas de gritos, bailes,murgas y represión, de escuelas y facultades en toma, de búsqueda de nuevos caminos para construir ese mundo que un día creímos tan a la mano, es imperativo que nosotros y nosotras, viejos ya históricos, volquemos nuestras experiencias, nuestras vivencias, saberes y errores en una  memoria contingente de un pasado nunca pasado que aporte a sus luchas desde la dignidad de combatientes que fuimos contra la dictadura y la pos dictadura que intentó borrarnos de la Historia.Mujeres MIR casa Lucia 2014la Historia.

Acá estamos, somos lxs mismxs. Presentes, ahora y siempre.

Para ustedes, Fernanda, Omar,Darwin, Jose Miguel, Manuel, Luciano, Rodrigo amigos,compañeros  y relevos.

Para ustedes, mis semillas, Sebastian, Vicente,Nicolás; Bea, Juan Pablo y Matilda; Jose J, Paula y Manuela;Amanda, Antonia y Tomás y para los hijos de sus hijas e hijas…

Adriana Goñi.

* 119 de Nosotros.Lucía Sepúlveda Ruiz,LOM,2005

Relacionado

La Barbara y el Edwin

La verdad es que sí, estoy mal cuando te digo estoy bien…

cropped-adriana-y-escultura-madera-casa-fermon2.jpg

Así lo vivo yo…en un día bueno

Fibromialgia fot sintomas neblina mental Adriana selfi editada transparenteAdriana. Los Años NegrosAdriana. Los Años NegrosAdriana. Los Años Negros1 No estará tan mal cuando hace no se qué…
Esta es una frase demoledora a la que hay que enfrentarse en numerosas ocasiones.

Por qué hago no se qué, o por qué hacen no se qué personas con fibromialgia?
Muy sencillo, huida hacia delante es como yo lo llamo.

Una huida hacia delante consiste en aguantar el chaparrón y hacer cosas para sentirse vivo.
Una huida hacia delante es ponerse la ropa, calzarse y caminar como puedas para no quedarse atrás.
Una huida hacia delante es intentar olvidar el dolor y hacer cosas por la gente que te quiere.

VIVIR CON DOLOR ES MEJOR QUE NO VIVIR.

Y claro que hay cosas que hago mejor y con más ganas que otras, pues como todo el mundo, pero con alguna diferencia;
Imagina que te despiertas en tu día libre con un medio resfriado. Con ese que te produce destemplanza, dolor de huesos, dolorcillo de cabeza… Lo único que te apetece es irte al sofá, tumbarte con una buena manta, poner cualquier canal en la televisión y mirarla sin verla.
Para ese día tenias planes;
– Organizar la ropa de verano.
– Salir a mediodía a tomar algo con un buen amig@ que hace mucho que no ves.
– Limpiar el coche
– Ir a comprar el nuevo álbum de uno de tus grupos favoritos.
– Ir al supermercado a hacer la compra.

Te metes un par de pastillas analgésicas para que te ayuden un poco y poder hacer algo de lo que habías planeado.
Lo que más te sigue apeteciendo y lo que te pide el cuerpo es meterte en el sofá, pero es tu día libre y lo has estado esperando con muchas ganas, no quieres perderlo en el sofá.
Puuuf, pero estas mal, casi no puedes.
Al final decides intentar olvidarte del malestar y hacer algo de lo planeado.
Qué harías? Sólo las obligaciones? Sólo las devociones? Una de cada?
Pasas de organizar la ropa y te tiras a la calle a ver a tu amig@.
Para eso no estás mal? Aaaaaaa, para la ropa si, pero para eso no!? Estás mal para lo que te interesa?! Eres un caradura?

Pues imagina que te despiertas así prácticamente cada día, y cada día debes lidiar con decidir que partes de tus planes llevarás a cabo.
Por ti, por tu familia, por la sociedad, etc…muchísimos días sólo harás la parte de las obligaciones.

Con ese malestar diario, quién aguanta haciendo cosas que no le gustan o no son sus favoritas durante mucho tiempo?
Yo creo que nadie.

Que fácil es juzgar sin saber y hablar por hablar.

Una arqueología de la Memoria Familiar.

Hombres, mujeres y niños migrantes de lo incógnito…

Hace algunos años un grupo de mi familia se abocó a realizar una arqueología de las raíces que parieron una tribu de personas esparcidas por el planeta.

Los iniciadores del viaje, navegaron desde una Polonia del siglo XIX hacia un lugar remoto al Sur del mapa, la ciudad de Rancagua, en  Chile .

No sabemos porqué viajaron esos cuatro hermanos, con sus cónyuges y sus hijos, en un periplo sin retorno posible.

Una navegación contemporánea por el océano virtual, un poco por curiosidad y otro poco por comprobar las nebulosas informaciones acerca de esta rama familiar que nos une a tantos desconocidos- hoy recuperados parientes- condujo al descubrimiento de hechos y personas que vivieron en un tiempo histórico  ajeno, en geografías de nombres impronunciables,que ejercieron oficios ancestrales, y que nos mostró una realidad desconocida, una pertenencia a una tribu y a un pueblo remoto.

Hombres, mujeres y niños que vagaban en nuestras memorias como retazos de infancia, con bisabuelas que hablaban con acento,con lejanos parientes que alguna vez conocimos en fotografias color sepia, de quienes nadie sabía darnos información.

Hombres, mujeres y niños migrantes de lo incógnito…

La investigación se inició en el año 2007, por Mario Jiménez ;Carmen Goñi Godoy, Marcela Bravo Goñi y Carlos Cohll (+), descendientes todos de la familia de Nachman Kohl & Malka Fogel Nadel , de la ciudad de Kalisz, en Polonia.

Los investigadores, unidos por Internet, residen en Suecia, Perú y Chile. Por el camino Carlos Cohl desertó y hoy habita nuestra memoria y nuestros afectos.

El texto a continuación inició esta búsqueda:

KOHL & COHL, International search of relatives who bear this surname
COHL or KOHL: Descendants of Nachman Kohl & Malka Fogel Nadel Kalisz, Governia, Poland (1850-1890+)
International search of relatives who bear this surname:
We are trying to locate direct or indirect descendants or close relatives there might be, of a Kohl (now Cohl, in Chile) family.
We are specifically speaking of Nachman Kohl & Malka Fogel Nadel. Both, and their 13 children, were native of Kalisz, Governia, Poland.
The 13 children of Nachman Kohl, were:
a) with his 1st. wife, LAIA (Leah) BLACH:
1. – Rifka (Rebeca)
2. – Hersz (Jerman in Chile, our great-grandfather)
b) with his 2nd. wife, MALKA FOGEL NADEL:
3. – Pesse (Paulina in Chile, our great-grandmother)
4. – Reische (Raquel)
5. – Roza
6. – Gilte Gusta (Augusta in Chile, our great-grandmother)
7. – Abraham (Adolfo in Chile,no news about him)
8. – Bajle (Bella/Berta)
9. – Mojzesz (Moisés)
10. – Szmul (Samuel)
11. – Salomon
12. – Jette (Janette)
13. – Benjamin
There are approximately 200 direct blood descendants of 3 children of Nachman Kohl and Malka Nadel, and we have lived in Chile (South America) for many years.
We have all met by chance recently, in September 2007. Some of them do not know, and others are not interested, but a group of them have taken up this initiative seriously.
We are now trying to re-unite our origin and true roots, and, hopefully, more of our Cohl or Kohl relatives. Between 1860 and 1890, approximately, with a Russian citizenship letter and at intervals, four Polish brothers began their arrival in Chile. They were all children of Nachman Kohl and Malka Nadel. They never went back to their native land in Kalisz, Poland, nor did they ever see their parents again.
Upon their arrival in Chile, it was not possible for them to reveal their Jewish origins due to the culture of society at the time, a fact which is of no importance to us now. There is no political or religious interest in this initiative of ours.
Our motivations are strictly due to family reasons, of seeking out our far-away Kohl or Cohl from Kalisz relatives in other places in the world as well as getting to know the truth. We have the right and the obligation to do so.
Our contact e-mail is: descendientescohl@gmail.com
http://cohlclub.blogspot.com/2008/07/blog-post_16.html
Traducción Google.

Hay aproximadamente 200 descendientes consanguíneos directos de 13 hijos de Najman Kohl y Malka Nadel , y hemos vivido en Chile (América del Sur ) durante muchos años .
Todos nos hemos conocido por casualidad recientemente, en septiembre de 2007. Algunos de estos descendientes desconocen sus orígenes y otros no están interesados en saberlo ​​, pero un grupo de ellos han tomado esta iniciativa en serio.
Ahora estamos tratando de volver a unirnos a nuestro origen y las raíces verdaderas , y, con suerte ,a  más de nuestros parientes Cohl o Kohl . Entre 1860 y 1890 , aproximadamente, con una carta de ciudadanía rusa y en distintos  intervalos , cuatro hermanos polacos iniciaron su llegada a Chile . Todos eran hijos de Najman Kohl y Malka Nadel . Ellos nunca regresaron a su tierra natal en Kalisz , Polonia, ni tampoco jamás volvieron a ver a sus padres .
A su llegada a Chile , no fue posible para ellos revelar sus orígenes judíos , debido a la cultura de la sociedad en ese momento, un hecho que no tiene ninguna importancia para nosotros ahora . No hay ningún interés político o religioso en esta iniciativa de  nuestra.

????????????????????
Nuestras motivaciones son debidos estrictamente a razones familiares , de buscar nuestra lejana famlia Kohl o Cohl de  Kalisz en otros lugares del mundo, así como llegar a conocer la verdad. Tenemos el derecho y la obligación de hacerlo.

66666666666666666666666666666666666666666666

En la rama del árbol que me correspondió nacer como nieta de Sara Swiderski Cohl hija de Gilte Gusta (Augusta en Chile, mi bisabuela  Tita) , de quien solo sé que falleció en Navidad, ya que mi abuela derramaba las más amargas lágrimas cada 24 de diciembre recordandola en un duelo sin fin.

La memoria familiar me trasmitió divertidas anécdotas relacionadas con su manejo del castellano y sus confusiones de términos que desorientaba, enojaban y divertían a sus descendientes.

Ancestros Gitle Gusta

“Ay, abuela…estoy enamorada” decía mi tía Madelaine cuando jovencita… A lo que Tita respondía “póngase mentolatum,hija”…(bueno para los moretones). Debe haber sido el inicio de la brecha generacional en las comunicaciones…

Tita Augusta , una de los cuatro hermanos viajeros,llegó en el año 1900 a Chile. Viajó sola con sus hijos Roman( preadolescente), Sara (4 años), las mellizas Marta y María de pocos meses. Su marido Sommer Swiderski había viajado un año antes ,para unirse a un hermano “ que era comerciante en paños”…

Mi abuela me narraba las difíciles condiciones de este largo viaje. Su hermano Roman amenazando con lanzar a una de las bebé por el ojo de buey del camarote, lo que la tenía en un permanente estado de angustia infantil.

Recordaba Varsovia, la casa del abuelo paterno donde vivían antes del viaje, y relataba la magnificencia de la larga mesa con blanco mantel y cubiertos de oro a la que se sentaban los adultos mientras los niños se escondían bajo ella.

Tambien contaba que su padre era un modesto joven que viajó a América y su madre -obligada por el abuelo Cohl -no podía reunirsele hasta que él no estuviera establecido. El viaje a Chile fue para mi abuela entonces de 4 años una tortura a merced del hermano rebelde, de una madre joven que debía dejar a sus hijos encerrados en el camarote cada vez que subía a almorzar o a cenar y el lacerante recuerdo del fallecimiento durante la travesía de una de las hermanitas.

En la memoria familiar que me transmitió mi abuela, el viaje a Chile se habría originado por un contrato del Estado chileno con Amadeo Heiremans, ingeniero belga casado con una hermana de mi bisabuela, que habría venido a la zona de Sewell, en la sexta región, cuando se construía el ferrocarril de las minas de esa localidad. Amadeo habría traído a los hermanos de su esposa y sus hijos. No recuerdo familiares que se apellidaran Heiremanns, salvo las menciones a Tito Heiremanns, que rescato en Internet:

Luis Alberto Heiremans Despouy (n. 14 de junio de 192825 de octubre de 1964) fue un médico, dramaturgo, cuentista, novelista, traductor y actor chileno. 1 Fue hermano del empresario Eugenio Heiremans y primo de la actriz Violeta Vidaurre Heiremans…Luis Alberto Heiremans fue uno de los escritores más prolíficos y representativos de la generación del 50 en nuestro país. Su dramaturgia se considera como una de las bases fundamentales para la modernización de la dramaturgia chilena de la segunda mitad del siglo XX…

http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-3578.html

https://asiloviviyo.files.wordpress.com/2014/04/f9e29-sra-dupuyamadeol-a-ytecha.jpg

Qué ajenos estamos de estos familiares, cuyos nombres y hazañas poblaron una infancia despoblada de raíces, nombres y apellidos que se confunden con anécdotas y reminiscencias desprovistas de pertenencia, en las cuales los chismes familiares se mezclan con hechos, rostros,susurros y advertencias acerca de unos “parientes bohemios” un poco fantasmales.

Me es difícil relacionar a mi abuela Sara, esa Mamina severa,sensible,cargada de dramas que arrastraba de por vida sin cerrar sus duelos jamás , con sus relatos de horripilantes partos asistidos por vacas mugiendo a la puerta de su casa.La tragedia siempre presente en su vida, desde su amor de folletín con su profesor de literatura, poeta colombiano fallecido de tuberculosis en el puerto de Callao al viajar a combatir en la guerra con Panamá, o su amor último con el hermano del poeta, conocido en la ciudad de Cali con ocasión de haber sido nombrada “Hija Ilustre de la ciudad” en homenaje a su calidad de novia del poeta fallecido.. Amor clandestino de mujer chilena separada en los años cincuenta, secreto y alimentado por una interminable correspondencia de la que me hacía cómplice…Cuantas cartas cuyo destinatario era un “Cristian” – alias indispensable- escritas por una niña que recién aprendía a escribir…y que ya conocía de clandestinidades.

????????????????????

Cuando la infancia se alimenta con los relatos y confidencias de una mujer intensa y resentida, cuyas vivencias son trasvasijadas en toda su crudeza a la mente de niña sensible y despierta , se crean lazos de lealtad divididas que marcan los días y las noches, y se van instalando imaginarios que ya no nos abandonan. Nuestra percepción de los ciclos vitales- amor, muerte, nacimientos- pérdidas, pertenencias,códigos,hábitos,duelos – están marcados por vidas ya vividas, con secretos ajenos, con culpas ajenas, y nos vamos impregnando de la subjetividad de un otro poderoso que nos subyuga.

Mi abuela causó la muerte de su primera hija por un descuido fatal e imperdonable. Heredé el nombre y apellido de esa Adrianita Goñi envenada con amoníaco a los dos años 1 mes- como recalcaba mi abuela cada vez que mis propios hijos cumplían esa edad- y aparte de mi rechazo visceral a ser nombrada con el diminutivo, de alguna extraña manera sentía que debía ocupar el lugar de esa niñita muerta.

????????????????????

Cada etapa de la vida de mi abuela estaba signada por la tragedia, lo que le otorgaba un aura romántica perversa, y por contraste parecía que todas las vidas de los demás careciera de la intensidad y esplendor de la suya.

Mi abuela murió nonagenaria, habiendo olvidado hablar el idioma que aprendió de niña,interpelando a médicos, enfermeras y parientes en lo que suponemos era polaco o ruso, con sus largos bucles dorados , que cuidó siempre de peinar en una nube en lo alto de su cabeza,transformados en una blanca melena que enmarcaba un rostro de campesina.

Mi abuela autosuficiente, mi abuela que crió sola cuatro hijos con el rigor de un cosaco, mi abuela contingente y fanática de Jorge Alessandri, mi abuela amante de Mozart y Haendel,mi abuela contrabandista de ropa “de negras” que cada año iba a comprar a Miami y vendía a secretarias y funcionarias en su departamento diminuto,mi abuela que despertaba tomando un Optalidon y rezaba un largo rosario matinal que le permitía dormir hasta tarde sin tener que justificarse, mi abuela que se hizo cargo de mí aduciendo los frecuentes embarazos de mi madre, creando un apego enfermizo con ella que duró una vida entera, mi abuela que se disfrazaba y bailaba…

0915-Juan Goñi W y Mamina

Mi abuela,que modeló en cierta forma mi percepción del  vivir , con un paradigma y una épica distinta a las mujeres de mi generación.

Mi abuela del siglo XIX, olvidada y ausente en la memoria familiar, tan  ausente como estuvo ella de la vida de sus descendientes, Mamina joven????????????????????   ???????????????????? 

ahora que quienes la conocieron ,amaron y temieron ya son fantasmas .

 Juan Goñi U,Sara Swiderski y sus hijas. 1919

La posibilidad del mal. “La porfiada negación del pasado conduce a su mitificación”. Eugenio Tironi

Columnistas
Martes 05 de noviembre de 2013

La posibilidad del mal

“La porfiada negación del pasado conduce a su mitificación. Es lo que estamos viendo en Chile. Lo prueba la extendida idealización del Estado, rebautizado ahora como ‘lo público’…”

El historiador Tony Judt, en sus conversaciones con Timothy Snyder en los meses previos a su muerte, dice lo siguiente: “Lo que le faltaba al pensamiento de izquierda y del centro en la época de entreguerras era algún tipo de reconocimiento de la posibilidad del mal como un elemento limitador, y mucho menos dominador, de las cuestiones públicas”. Bueno, con el golpe militar de 1973 los que entonces éramos jóvenes militantes de izquierda conocimos en carne propia “la posibilidad del mal”. Nunca más volvimos a ver al mundo como una página en blanco. Nunca más nos sacamos el miedo de la piel: no a los demás, sino el miedo a nosotros mismos; al terror que podíamos engendrar si no aprendíamos a controlar nuestras pulsiones. Nunca más nos pudimos sustraer —como expurgando una culpa— del temor a la regresión y al caos, ni de la obsesión casi adictiva por el orden.

Pero la “posibilidad del mal” no la descubrimos solamente en el golpe y la represión que le siguió. A este se sumaría después el desengaño con el marxismo y el socialismo “realmente existente”, que nos condujo a perder la fe en esa “religión secular” —como la llama el propio Judt— que hasta entonces había sido la fuente de nuestras certezas.

Nos sentíamos oprimidos por el discurso determinista y economicista de los “chicago-gremialistas”; pero nos dábamos cuenta de que no lo podíamos combatir invocando el mismo paradigma pero en sentido opuesto, como lo ofrecía el marxismo.

Las coincidencias eran excesivamente chocantes como para pasarlas por alto. La misma convicción de que la economía determina todos los órdenes de la vida social, la misma se-guridad en la ciencia como faro iluminador, la misma fe incombustible en la razón como factor emancipador. La misma esperanza en “la destrucción creativa”, la cual asume —como dice Judt— que las revoluciones y sus sufrimientos “son el precio necesario y en todo caso inevitable que pagamos por un futuro mejor”. La misma justificación de “los crímenes presentes en función de unas ganancias futuras”, basadas en la “inverificable hipótesis” de un futuro mejor.

Seguíamos de cerca la experiencia de Checoslovaquia, Hungría y, sobre todo, Polonia, donde emergía Solidaridad y la figura de Lech Walêsa. Nos sentíamos identificados con los marxistas disidentes. Sentíamos como propios sus reclamos contra la subordinación de la persona a los fines económicos y sus alegatos en favor del respeto a las dimensiones irracionales del individuo. Nos llamaba la atención también su reconocimiento del mercado como mecanismo que amplía el margen de libertad.

Vislumbrábamos un misterioso nexo entre aquellas y los temas que ocupaban a los pensadores disidentes del este de Europa. Decidimos entonces tomarnos en serio las ideas neoliberales; no desecharlas por el mero hecho de estar asociadas a la dictadura. Pensábamos que la oposición al régimen de Pinochet no debía atacar su talante económico liberal, sino su negación de la soberanía popular y la democracia. Había que combatirlo por dictador, no por libertario; por acosar a la población con un Estado omnipotente y omnipresente, no por dejarla al arbitrio del mercado; en otras palabras, por la DINA y Dinacos, no por la baja de los aranceles. Y lo que había que proponer al país no era un retorno al orden político-económico que había colapsado en 1973, sino un proyecto que aprendiera de esa experiencia, así como de la suerte del socialismo real.

Paradójicamente, la porfiada negación del pasado conduce a su mitificación. Es lo que estamos viendo en Chile. Lo prueba la extendida idealización del Estado, rebautizado ahora como “lo público”. No está de más, en este contexto, volver a recordar la “posibilidad del mal”.

Nosotros, los exiliados en Argentina.

 

http://www.youtube.com/watch?v=WPlZ_DUcSLU

Cuentos Poesias Testimonios de Chilenos en el Exilio Recopilacion hecha por Comite Pro Retorno 1983

El 11 de septiembre de 1973 un golpe militar en Chile encabezado por el general Augusto Pinochet Ugarte derrocó y asesinó al presidente Allende. Perón calificó el hecho como “una tragedia para el continente” y agregó que el régimen de Pinochet “representa intereses que son conocidos por nosotros”, en referencia a Estados Unidos. (4) Sin embargo, en su encuentro con los miembros de la Juventud Peronista en su casa de la calle Gaspar Campos, el líder justicialista, haciendo gala de su realismo político, utilizó la experiencia del caído gobierno de Allende para tranquilizar su propio frente interno. Perón caracterizó el gobierno de Allende como un ejemplo de la inconveniencia de “apresurar” los procesos revolucionarios y de la necesidad de encauzarlos de una forma gradual y pacífica. (5) Un argumento similar planteó Perón en una carta que le dirigiera al presidente panameño, general Omar Torrijos, el 19 de septiembre de 1973: 

(…) Como habrá podido observar, el “Cono Sud” se ha visto azotado por un nuevo “coletazo” del imperialismo. En Chile, la situación ha hecho crisis, un poco a raíz de la presión externa, y otro tanto por errores en la conducción interna. Al amigo Allende lo han volteado tanto los que lo empujaban de adelante como los que lo hacían de atrás. Un marxismo a outrance de nuestros países no es lo que puede consolidar a un Gobierno del Pueblo.
Sus enemigos han sido tanto los pro-imperialistas que anhelaban derrocarlo como los comunistas, que lo empujaban hacia acciones descabelladas. En fin, un pueblo que deseaba liberarse, frente a una nueva frustración. Les faltó cumplir el apotegma de los griegos: Todo en su medida y armoniosamente (…). (6)

El derrocamiento y muerte del presidente chileno provocaron declaraciones de repudio y de solidaridad con el pueblo chileno por parte de los miembros de ambas cámaras del Congreso argentino. (7) Tras el golpe de estado, el gobierno de Pinochet anunció el 12 de septiembre su deseo de “mantener las mejores relaciones de amistad con el gobierno argentino”. Poco después, un decreto firmado por el presidente Lastiri, el ministro del Interior Benito Llambí y el ministro de Relaciones Exteriores Alberto Juan Vignes, establecía un duelo nacional de tres días por la muerte del presidente Allende. Finalmente, el 19 de septiembre de 1973, la Cancillería argentina anunció la continuación de las relaciones diplomáticas con las autoridades de Santiago. Dicha medida se justificó por la aplicación de la doctrina Estrada, por la cual se reconoce a un gobierno, cuando, más allá de las características ideológicas del mismo, éste ejerce un absoluto control sobre el territorio. (8)
La decisión del reconocimiento argentino del régimen militar chileno fue interpretada de manera distinta por los medios de prensa de la época. Mientras Buenos Aires Herald y Clarín respaldaron la medida como una muestra de una política exterior pragmática, no atada a “fronteras ideológicas”, los medios de izquierda la vieron como una nueva señal de la presencia de elementos derechistas en el gobierno argentino, que establecían un “cerco” entre Perón y el pueblo. Este “cerco” formaba parte de los planes del gobierno norteamericano y su Agencia Central de Inteligencia (CIA) para desestabilizar los gobiernos antiimperialistas. (9) Por su parte, la revista católica Criterio hizo una crítica ambigua a la actitud del gobierno argentino hacia el régimen militar chileno, en los siguientes términos.

(…) Todas estas medidas pueden definir una actitud pragmática ante nuevas circunstancias, por lo demás, inesperadas. (…) Pero el trazado de una estrategia de pragmatismo externo, no debe relegar al olvido las exigencias que plantea un régimen democrático interno. La Argentina es el único país en el extremo sur del continente que reivindica la legitimidad de un régimen democrático. Mantener esta experiencia es hoy más necesario que nunca. No conviene romper porque sí las solidaridades de hecho con las naciones latinoamericanas por más que el régimen que gobierne a muchas de ellas repugne a nuestra conciencia pero tampoco conviene librarse a una actitud complaciente con lo que ocurre fuera de nuestras fronteras y menos dejarse penetrar por una manera de resolver los problemas políticos acerca de la cual tenemos amargas experiencias (…). (10)

Otro tema de la agenda con Chile que generó intensas polémicas dentro de la Argentina fue la actitud del gobierno de Lastiri hacia los asilados chilenos en la embajada argentina en Santiago y los refugiados que llegaban a Buenos Aires. El encargado de negocios argentino, Alberto del Carril, directamente se desinteresó de la suerte de los asilados chilenos, delegando esta tarea en el secretario de embajada, Félix Córdoba Moyano. Pero el último, junto con otros dos diplomáticos de la embajada, Albino Gómez y el cónsul general Sainz Ballesteros, debieron retornar a Buenos Aires por disposición de las autoridades de la Cancillería. El hecho motivó el pedido de informes al Palacio San Martín de un grupo de parlamentarios encabezados por el diputado de UDELPA-Alianza Popular Revolucionaria (APR), Héctor Sandler. En dicho pedido, los legisladores se preguntaban si no era precisamente la actitud de estos tres diplomáticos de otorgar asilo a los chilenos perseguidos por el régimen de Pinochet lo que habría motivado su regreso a la capital argentina. (11)
En la edición de Clarín del 30 de septiembre de 1973 apareció una solicitada firmada por numerosas personalidades del medio académico y literario, tales como, entre muchos otros, José María Aricó, Luis Aznar, Gregorio Klimovsky, Ernesto Sábato, Rodolfo Puiggrós, Reyna Pastor de Togneri, Pablo Sigal, Gregorio Selser, David Viñas y Rodolfo Walsh, quienes solicitaron al gobierno de Lastiri:
a) que hiciera efectivo el traslado a la Argentina de los asilados en la Embajada argentina
en Chile;
b) que promoviera acciones para garantizar vida y seguridad de los ciudadanos argentinos presos en territorio trasandino;
c) que actuara ante los organismos internacionales para asegurar que el régimen militar chileno respetara la plena vigencia de los derechos humanos;
d) que levantara las restricciones del gobierno argentino que limitaban el goce de derechos a los exiliados políticos que estaban en y que llegaran a territorio argentino, extendiendo a todos sin distinción el derecho de asilo y garantizando a todos la residencia legal; y
e) que estructurara una política inmigratoria amplia, consecuente con la mejor tradición argentina. (12)
Por su parte, los exiliados chilenos solicitaron a Perón su intervención personal para resolver el problema. (13) No obstante, el primer resultado concreto no provino ni del líder justicialista ni del gobierno de Lastiri sino de la Justicia. El 17 de octubre de 1973, el juez federal, Miguel Inchausti, hizo lugar al recurso de amparo interpuesto por 112 asilados chilenos alojados en el Hotel Internacional de Ezeiza, ordenando su libertad inmediata. Asimismo, Inchausti cuestionó al jefe de la Policía Federal, general Miguel A. Iñiguez, por privación ilegítima de la libertad. (14) Pero este fallo judicial no fue obedecido por las autoridades de la Dirección de Migraciones, que haciendo caso omiso de lo dispuesto por el juez Inchausti, dieron un plazo de 24 horas a los asilados chilenos para abandonar el país. (15)
A las dificultades de los asilados chilenos en la Argentina se sumaron las de sus compatriotas en la embajada argentina en Santiago, situación que motivó las investigaciones en la capital chilena de legisladores argentinos como el diputado por la APR, Héctor Sandler. El último denunció que de las 374 personas refugiadas en la embajada, 278 tenían el salvoconducto acordado con la Junta Militar chilena, pero no podían salir de Chile por la falta de autorización del gobierno argentino. Frente a estas acusaciones, el ministro del Interior Llambí negó que durante septiembre de 1973 se hubiera registrado algún caso de detención. (16)
Entre los exiliados chilenos que llegaron a la Argentina huyendo del régimen de Pinochet se encontró el general Carlos Prats, quien contó con la protección de Perón y del ministro Gelbard, quienes no pudieron evitar que un año después fuera asesinado por un comando de la agencia de inteligencia chilena DINA, en coordinación con la Triple A y gente de la Policía Federal vinculada a López Rega. (17).
Durante la gestión de Perón, el problema de los residentes argentinos en Chile perseguidos por el régimen militar continuó siendo un serio problema, pero no tanto a nivel de gobiernos, pues Perón procuró un bajo perfil en todo tema que obstaculizase el acercamiento con el régimen del general Pinochet. Más bien el conflicto estalló entre los sectores de izquierda, la opinión pública y los legisladores argentinos y el régimen pinochetista. Los primeros repudiaron abiertamente la violación de la dictadura chilena a los derechos humanos de los residentes argentinos en Santiago, quienes eran detenidos e incluso fusilados sin juicio previo. (18)
A pesar del rechazo expresado por los sectores anteriormente mencionados, en mayo de 1974 tuvo lugar un encuentro entre Perón y Pinochet en el aeropuerto de Morón. Este encuentro cumbre fue públicamente repudiado por manifestaciones organizadas por distintos sectores de la clase política argentina en diversos puntos del país, lo que provocó que el encuentro se hiciera en el marco de estrictas medidas de seguridad. Asimismo, varios legisladores presentaron proyectos en rechazo a la visita del dictador chileno. (19) Más allá de estas polémicas derivaciones internas, el resultado más importante del encuentro Perón-Pinochet fue la firma de una declaración conjunta sobre los derechos soberanos de ambos países en el continente antártico, acompañada de tres convenios sobre transporte marítimo, terrestre y cooperación científico-tecnológica bilateral, suscriptos por los cancilleres argentino y chileno, Alberto Juan Vignes y almirante Ismael Huerta Díaz. El documento referente a la Antártida enfatizaba el mutuo propósito de promover el desarrollo de una política armónica en el continente blanco, de conformidad con los términos del Tratado Antártico del 1º de diciembre de 1959 y de salvaguardar los respectivos intereses en el Polo Sur, especialmente en lo referente a la exploración y eventual explotación de los recursos naturales dentro de la zona establecida por el Tratado. (20)
Desaparecido Perón, como se dijo, el canciller Vignes apoyado por el grupo lopezrreguista buscó una alianza con los países vecinos que tenían regímenes de derecha, como ocurrió en el caso de Chile. En abril de 1975, el canciller Vignes realizó una visita a Chile, donde condecoró al canciller Carvajal con la Orden del Libertador y formalizó una invitación para que el presidente Pinochet viajara a la Argentina. La visita se concretó el 18 del mismo mes. Su resultado más importante fue la firma de una declaración conjunta de los presidentes Isabel Perón y Pinochet, suscripta en Morón, que ratificaba los derechos soberanos de los dos países en la Antártida, y expresaba la mutua voluntad de mejorar las condiciones de transporte por el estrecho de Magallanes, interconectar los sistemas nacionales de telecomunicación, constituir empresas binacionales, estimular el turismo y llegar a acuerdos respecto del gas. (21)
Se estableció además un verdadero pacto entre las fuerzas de seguridad e inteligencia de ambos países para actuar en forma coordinada y frenar la subversión a ambos lados de la cordillera. Esto tuvo su implementación por ejemplo en el asesinato en Buenos Aires del general legalista Carlos Prats por parte de un comando integrado por efectivos de la policía federal argentina vinculados a la Triple A y a la DINA chilena. Asimismo, los servicios de inteligencia chilenos contaron con la colaboración de las fuerzas parapoliciales argentinas para perseguir refugiados chilenos en territorio argentino, y colocar nombres de desaparecidos chilenos a cadáveres argentinos, a fin de sustituir identidades y de este modo recortar la lista de desaparecidos del lado trasandino. (22) Asimismo la alianza ideológica forjada entre ambos países llevó a la delegación argentina a oponerse a una resolución condenatoria del régimen chileno en la ONU que exigía la investigación de torturas por parte de una comisión ad hoc. (23)
El peso de esta alianza anticomunista orquestada con Chile hizo incluso que el canciller Vignes adoptase un muy bajo perfil respecto del diferendo limítrofe. Esta posición irritó a los sectores militares y a los miembros del Congreso, que criticaron la permanencia de jueces de origen anglosajón en la Corte Internacional de Justicia encargada de dictar el laudo arbitral sobre el canal de Beagle. No obstante, a pesar de estas presiones y debido también a sus luchas internas y su interés prioritario en la propia supervivencia, el gobierno de Isabel no adoptó ningún paso en relación al conflicto limítrofe pendiente con Chile. (24)
Otro tema en el que el gobierno argentino no reaccionó fue el apresamiento de residentes argentinos en territorio chileno por parte del régimen de Pinochet. Si bien se registraron numerosos reclamos parlamentarios al gobierno de Isabel y al canciller Vignes, éstos no ordenaron investigar la situación. (25)

  • NOTAS
  1. Declaraciones del general Juan D. Perón en referencia al golpe militar en Chile, citadas en “Perón: ‘There was celebrating going on at State Department’ ”, Buenos Aires Herald, September 13, 1973, p. 9.
  2. Lo que dijo Perón (Texto completo)”, Ya! es tiempo de pueblo, Año 1, Nº 12, Buenos Aires, 13 de septiembre de 1973, p. 27.
  3. Carta del general Juan D. Perón al general panameño Omar Torrijos, Buenos Aires, 19 de septiembre de 1973, fuente citada en Juan Perón, Tercera Posición y unidad latinoamericana, Buenos Aires, Biblos, 1985, pp. 122-123.
  4.  Ver también proyecto de declaración de la Cámara de Senadores expresando su “preocupación por la ruptura del orden constitucional” en Chile y su “solidaridad” con el pueblo de este país, en Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Senadores año 1973 Tomo II, Sesiones ordinarias (del 23 de agosto de 1973 al 8 de noviembre de 1973, Buenos Aires, Publicación del Cuerpo de Taquígrafos del Honorable Senado de la Nación, pp. 1421-1424. Cabe acotar que, frente a este pedido del Senado en rechazo al régimen de Pinochet, la entidad Sociedad Argentina de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP), emitió una declaración, firmada por Cosme Béccar Varela (h.) y Jorge María Storni, que demostraba su regocijo por el golpe chileno, sosteniendo que el mismo “no hizo más que interpretar el sentimiento de la inmensa mayoría del pueblo chileno, reconduciendo a la nación hermana a las vías de la civilización cristiana de las que el socialismo la había apartado”. Ver al respecto “Una entidad apoya a la revolución”, La Nación, 16 de septiembre de 1973, p. 4. 
  5. Ver al respecto ”Duelo nacional por tres días en nuestro país”, La Nación, 14 de septiembre de 1973, pp. 1 y 3, y “Mantiénense los vínculos con Chile”, La Nación, 20 de septiembre de 1973, pp. 1 y 2; también el editorial “Pragmatic diplomacy”, Buenos Aires Herald, September 20, 1973, p. 9.
  6. “Pragmatic diplomacy”, Buenos Aires Herald, September 20. 1973, p. 9; editorial “Argentina y Chile”, Clarín, 21 de septiembre de 1973, p. 10, y “Chile no se rinde. Argentina cercada. Banzer, Stroessner, Bordaberry, Pinochet y la ofensiva imperialista sobre América Latina”, Ya! es tiempo de pueblo, Año 1, Nº 13, Buenos Aires, 20 de septiembre de 1973, pp. 6-7. 
  7. “Comentarios. El nuevo contexto latinoamericano”, Criterio, Año XLVI, Nº 1677, 11 de octubre de 1973, pp. 535-536.
  8. Asimismo, un proyecto de resolución presentado el 3 de octubre de 1973 por los diputados radicales Antonio A. Tróccoli, Adolfo Gass y Ricardo T. Natale, entre otros, exhortaba al gobierno de Lastiri a adoptar, conforme a las normas universales del derecho de gentes, las medidas necesarias para todos los asilados políticos que huyendo del régimen de Pinochet buscaban refugio en territorio argentino. Dicho proyecto también expresaba la preocupación ante la suerte de los argentinos detenidos por el régimen militar chileno. Por último, un proyecto de resolución presentado por los diputados de la APR, Héctor Raúl Sandler y Armando Molina Zavalía, el 17 del mismo mes transmitía al Ejecutivo su preocupación por el trato dispensado a los refugiados políticos en territorio argentino. Ver al respecto proyecto de resolución de los diputados radicales Antonio A. Tróccoli, Carlos A. Fonte y otros, en Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Diputados año 1973, Tomo IV, op. cit., Reunión 33º, Octubre 3 de 1973, pp. 2627-2629. Ver también proyecto de resolución de los diputados de la APR, Héctor Raúl Sandler y Armando Molina Zavalía, en ibid., Reunión 34º, Octubre 17 de 1973, pp. 2821-2822. Consultar también los siguientes editoriales: “La actitud argentina”, Clarín, 29 de septiembre de 1973, p. 3; “Cinco días de penas, entre risas y llantos”, por Eduardo Suárez, y “La tradición argentina debe ser preservada”, por Enrique Alonso, La Opinión, 5 de octubre de 1973, p. 24; “Consideró el gabinete la situación de los refugiados chilenos, que serían confinados en el interior del país”, La Opinión, 6 de octubre de 1973, p. 20; “Continúa sin aclararse la situación de los refugiados de Chile en Ezeiza”, La Opinión, 7 de octubre de 1973, p. 12. Por su parte, El Descamisado, revista que reflejaba la opinión de Montoneros y Juventud Peronista, coincidió con Clarín y La Opinión en que la incomunicación a que eran sometidos los exiliados chilenos, virtualmente recluidos en el Hotel Internacional de Ezeiza, era una decisión contradictoria con el derecho de asilo. Señaló además que el encargado de negocios de la embajada argentina en Santiago, Alberto del Carril, había desatendido a los refugiados argentinos, llegando la Cancillería argentina al extremo de separar de sus cargos a los tres únicos funcionarios de dicha embajada que se preocuparon por la situación de los asilados chilenos. Además, El Descamisado sostuvo que los exiliados chilenos que se encontraban en territorio argentino fueron sometidos a interrogatorios policiales y fotografías, se les impuso la condición de no salir del Hotel de Ezeiza, y se limitó su estadía a sólo 10 días. Ver “El rechazo a los compañeros de Chile. Esta barbaridad se hace en nombre del peronismo”, El Descamisado, Año 1, Nº 21, 9 de octubre de 1973, p. 26. 
  9. “Solicitada. Al Gobierno argentino”, Clarín, 30 de septiembre de 1973, p. 12.
  10. “Pide la intervención a Perón un grupo de refugiados”, La Opinión, 9 de octubre de 1973, p. 10.
  11. “Liberó la justicia a 112 asilados chilenos detenidos”, La Opinión, 18 de octubre de 1973, p. 28.
  12. Contradicciones en relación con el fallo del juez Inchausti sobre derecho de asilo. La Dirección de Migraciones emplazó hasta mañana a 78 exiliados chilenos para abandonar el país”, La Opinión, 20 de octubre de 1973, p. 8.
  13. “Dramático informe de Sandler sobre 374 asilados. Refugiados en Ezeiza piden solución urgente para chilenos y no chilenos”, La Opinión, 11 de octubre de 1973, p. 10. B. Llambí, op. cit.., pp. 329-331.
  14. Sobre Prats ver referencias en M. Seoane, op. cit., pp. 283-284 y 362.
  15. Ver editoriales “La tragedia afectó a un influyente periodista. El fusilamiento de argentinos en Chile se supo por una casualidad”, por Camilo Taufic, La Opinión, 1º de noviembre de 1973, p. 8; “Mueren otros dos argentinos en la capital chilena”, La Opinión, 13 de noviembre de 1973, p. 1, y “Argentina presentó en Santiago la nota de protesta por el caso Leiva”, La Opinión, 8 de enero de 1974, p. 6. Un grupo de diputados provenientes tanto del FREJULI como de la UCR presentaron hacia fines de octubre de 1973 un proyecto de resolución pidiendo al gobierno de Perón que obtuviese de su colega militar chileno la suspensión de los fusilamientos de tres ciudadanos argentinos detenidos en territorio trasandino -el profesor universitario Pedro Damián Tsakomagkos Corzo, el doctor Bernardo Lejderman y señora-. Asimismo, los diputados de la APR Héctor Portero y Héctor Raúl Sandler presentaron junto a otros colegas dos proyectos de resolución en noviembre del mismo año quejándose por el fusilamiento de otros cuatro ciudadanos argentinos por parte del régimen militar chileno -Carlos Rodolfo Adler Zuleta y su esposa Elena Beatriz Díaz, Teodoro Klux y Oscar Bugallo-. Por su parte, en enero de 1974, el diputado peronista José Luis Fernández Valoni expresó su repudio por el asesinato del chileno Sergio Leiva Molina, quien se encontraba asilado en la embajada argentina en Santiago de Chile. Lo propio hicieron los diputados del Partido Comunista Juan Carlos Comínguez y Tomás Pedro Arana a través de un proyecto de declaración. En todos estos casos, se reclamó al gobierno de Perón la presentación de una nota de protesta formal a las autoridades chilenas. Proyecto de resolución de los diputados Rodolfo Oscar Villar, Ricardo Tomás Natale y otros, en Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Diputados año 1973, Tomo V, op. cit., Reunión 35º, Octubre 24/25 de 1973, pp. 3097-3098; nota del canciller Alberto Vignes al señor secretario técnico de la Secretaría General de la Presidencia, doctor Gustavo Caraballo, en ibid., Reunión 39º, Noviembre 14 de 1973, pp. 3516-3517; proyecto de resolución de los diputados Jesús Mira, Héctor Portero y otros, en ibid., Reunión 39º, Noviembre 14 de 1973, p. 3584; proyecto de resolución de los diputados Héctor Portero, Mariano Rufino Lorences y otros, en Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Diputados año 1973, Tomo VI, sesiones de prórroga (del 21 de noviembre al 29 de noviembre de 1973), Reunión 41º, Noviembre 21 de 1973, Buenos Aires, Imprenta del Congreso de la Nación, 1974, p. 3777; proyecto de resolución del diputado José Luis Fernández Valoni y proyecto de declaración de los diputados Juan Carlos Comínguez y Tomás Pedro Arana, estos dos últimos en Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Diputados año 1973, Tomo VIII, Sesiones extraordinarias (del 19 de diciembre de 1973 al 24/25 de enero de 1974), Reunión 57º, enero 10 de 1974, Buenos Aires, Imprenta del Congreso de la Nación, Buenos Aires, 1974, pp. 5477 y 5484, respectivamente. En el caso particular del asesinato del asilado chileno Sergio Leiva, perpetrado en la embajada argentina por un grupo de carabineros, los reclamos de los legisladores tuvieron cierto eco, ya que, a principios de enero de 1974, el canciller Vignes inició la protesta formal por el caso Leiva a las autoridades de Santiago y pidió explicaciones del mismo al embajador chileno en Buenos Aires, René Rojas Galdámez. “Tras el reemplazo del canciller chileno. Argentina presentó en Santiago la nota de protesta por el caso Leiva”, La Opinión, 8 de enero de 1974, p. 6.
  16. El 15 de mayo de 1974 la Cámara de Diputados, en una resolución sobre tablas promovida por la mayoría de los partidos ligados al FREJULI, declaró al mandatario chileno persona “no grata”. Por su parte, el senador radical Luis León (Chaco) sostuvo que la Cancillería argentina debería haber comunicado a la chilena la no conveniencia de la visita del dictador chileno. Aunque el canciller Vignes intentó minimizar la importancia de la entrevista Perón-Pinochet, lo cierto es que la misma generó una serie de concentraciones políticas como expresión de repudio a dicho encuentro. Ver al respecto proyecto de resolución declarando persona “no grata” al general Pinochet, “desembozado agente del Pentágono y de la CIA”, presentado por el diputado Juan Carlos Cárdenas; y proyecto de declaración de los diputados Vicente Miguel Musacchio, Tomás Pedro Arana y otros, en repudio de la presencia en la Argentina del presidente de la junta militar chilena, que ha violado los principios consagrados en la Declaración de los Derechos del Hombre de las Naciones Unidas, proyectos citados en Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Diputados año 1974, Tomo 1, Sesiones ordinarias (del 26 de abril al 6 de junio de 1974), Reunión 3º, Mayo 15 de 1974, pp. 151 y 158-159, respectivamente. Consultar también los siguientes editoriales: “Oficialmente la visita surge de una mera escala técnica. Magistrados, legisladores, partidos políticos e instituciones manifiestan su repudio a Pinochet”, La Opinión, 16 de mayo de 1974, p. 8. La concentración de repudio a la visita de Pinochet efectuada en Rosario fue organizada por las Juventudes Políticas Argentinas, frente donde militaban sectores de la Juventud Peronista (JP) de las Regionales, el Partido Comunista, la Unión Cívica Radical alfonsinista y muchas otras agrupaciones. La que tuvo lugar en Capital Federal fue organizada por militantes de la Alianza Popular Revolucionaria (APR), del Socialismo Popular, del Socialismo Unificado, de la Coordinación de Movimiento de Ayuda a Chile, la Organización de Solidaridad con los Presos Estudiantiles y Cuentos Poesias Testimonios de Chilenos en el Exilio Recopilacion hecha por Comite Pro Retorno 1983Gremiales, la
  17.  
  18.  
  19. Asociación de Periodistas de Buenos Aires y el Movimiento Nacional Intersindical, agrupaciones que declararon su rechazo a la presencia de Pinochet. En dicha declaración se enumeraban las persecuciones, torturas y crímenes cometidos por el régimen militar chileno. Ver al respecto “En medio de estrictas medidas de seguridad Perón y Pinochet dialogaron por más de una hora en Morón” y “Después de la partida proseguían las exteriorizaciones de repudio”, La Opinión, 17 de mayo de 1974, p. 8.
  20. “Tras suscribir varios convenios con la Argentina, regresó a su país el ministro de Relaciones Exteriores de Chile”, La Opinión, 18 de mayo de 1974, p. 6.
  21. Sobre el viaje de Vignes a Chile y la visita de Pinochet a la Argentina ver C.J. Moneta, “La política exterior del peronismo…”, op. cit., p. 93, y los siguientes editoriales: “Vignes condecora hoy al canciller chileno”, La Opinión, 10 de abril de 1975, p. 8; “Vignes formalizó la invitación oficial. El general Pinochet aceptó viajar a Argentina en abril”, La Opinión, 11 de abril de 1975”, p. 1; y “Al cabo de siete horas de conferencia coincidieron en concretar proyectos de integración regional. Ratificación de derechos sobre la Antártida y principios para aumentar el intercambio”, La Opinión, 19 de abril de 1975, p. 8.
  22. C.J. Moneta, “La política exterior del peronismo…”, op. cit., p. 93. Ver también denuncias de artículos correspondientes a los periódicos The Washington Post y The New York Times sobre la colaboración de López Rega y la Triple A con personas detenidas o desaparecidas en Chile en “Versiones norteamericanas vinculan a López Rega con una maniobra de cobertura del asesinato de chilenos” y “En Santiago, la publicación católica ‘Mensaje’ pide una investigación sobre el caso de 119 desaparecidos”, La Opinión, 9 de agosto de 1975, p. 8; y “Una documentada afirmación del semanario norteamericano ‘Time’. El terrorismo derechista de ambos lados de los Andes se confabuló en la desaparición de 119 ciudadanos chilenos”, La Opinión, 16 de agosto de 1975, p. 4. Sobre asesinato del general chileno Carlos Prats ver M. Seoane, op. cit., pp. 283-284.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón “Anterior”. También puede utilizar la opción “Búsqueda” , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior
Home